Poleo /Ajedrea Blanca / Poniol / Poniol Blanc / Satureja fruticosa

Esta aromática hierba medicinal crece en Ayódar. Desde tiempos inmemoriales se utiliza como infusión con virtudes digestivas y estomacales.
 

Mata de Poleo en los alrededores de Ayódar

Detalle de una rama de Poleo en Ayódar

Detalle de la flor del poleo en Ayódar

 Ajedrea Blanca

(Satureja fruticosa Béguinot)
Sinonimia cat., poniol, poliol blanc

Descripción: La ajedrea blanca tiene la cepa leñosa de la cual arrancan numerosos y delgados vástagos cuadraditos, mimbreños, de 1 a 2 palmos de altura, cubiertos en las cuatro caras de una pelusilla blanca menudísima. Las hojas nacen acopladas y enfrentadas, y tienen figura aovada, obtusa, con festones marginales apenas perceptibles, y se contraen en la base para formar un rabillo bien perceptible; las mayores, próximas a la cepa, tienen de 1 a 2 cm. de largo, incluido el pezón, las superiores son mas pequeñas, y las que nacen entre las flores, diminutas, todas ellas cubiertas de la misma pelusilla que viste los tallos, y, por tanto, blancas. Las flores son muy pequeñas, y forman ramilletes en las axilas de las hojas superiores, y, entre todos juntos, prolongadas panículas terminales. el cáliz tiene de 2 a 2,5 mm., y es tubuloso, con quince nervios muy realzados y cinco dientes triangulares de 0,5mm,m de entre los cuales sobresales una mechita de pelos que tapa la garganta del cáliz. Esta planta despide un intenso olor a mentol, como el poleo, sobre todo al frotarla o triturarla.

Florece, como consignamos en la "Flórula de Cardó", desde San Pedro hasta bien entrado el mes de octubre.

Se cría en las fisuras de las peñas calcáreas y entre rocas, a menudo en el álveo en seco de ríos y torrentes, desde el litoral hasta 1.500m., según Pau. Se halla desde Orihuela hasta las montañas de Tarragona, y en las de Aragón Austral y del Montsec d'Àger; se ha encontrado asimismo en un par de localidades de la Costa Brava Catalana.

Recolección. Se recolectan los vástagos floridos o a punto de florecer, por San Juan y San Pedro, dejando la cepa intacta, que vuelve a retoñar al año siguiente. Como es planta muy enjuta, se desca rápidamente sin grandes cuidados. Se guarda así, en mazos, o se corta a pedacitos que se conservan envueltos en un lienzo y metidos en un bote de cristal o en cajas de hojalata.

Composición. No la conocemos.

Virtudes. En todo el reino de Valencia  y en la parte meridional de Cataluña tiene mucha estima como estomacal y digestiva. Se toma en tisanas preparadas con ella, generalmente después de las comidas y, sobre todo, cuando parece que no han sentado del todo bien o si han provocado una indisposición.
El hermano Teodoro, E.C., colaborador que fue de Frère Sennen, actualmente en Brasil, puso al pie de la etiqueta número 5101 de las "Plantes d'Espagne", esta breve nota: "La planta da una infusión excitante y digestiva, demasiado poco conocida".

Historia. Esta aromática especie española, que, fuera de aquí, sólo se halla en contadas localidades de Italia y Albania (véase Font Quer, "Flórula de Cardó", pág. 126), pasó por alto a los grandes simplicistas de la Antigüedad clásica.
Barrelier, en la obra ya citada, nos dio una estampa de esta especie, que es una maravilla de exactitud, dada la época en que fue reproducida. Figura en sus "Icones" con el número 690, y la frase, tan expresiva, con que la presenta dice así: Marum thymifolium, incannum, spicalum, crenato folio, pulegii odore hispanicum.
Más tarde, Linné dio a esta planta el nombre de Melissa fruticosa, y por patria, España.
Cavanilles, en sus "Observaciones sobre el reino de Valencia" (vol. I, pág.79), refiriéndose a los montes de Villafranca del Cid, Ares Mosqueruela, etc., dice así: "Hay en estos montes dilatados pinares, cuya madera se aprovecha para construir buques: se crían víboras de un veneno tan activo, que matan al que tuvo la desgracia de ser mordido, si no toma el remedio conocido en el reino, que se compone de los polvos de cuatro plantas llamadas vulgarmente bufalaga vera, panical, sardineta y poliol. Sus nombres castellanos son aliso espinoso, que es el Alyssum spinosum de Linneo; cardo corredor, que es el Eryngium campestre; viborera común, que es el Echium vulgare; y melissa fruticosa, con cuyo nombre se halla en las obras de dicho autor".
El mismo Cavanilles, en el tomo VI (pág. 55), de sus "Icones", al tratar de su Nepeta mariolia, que es este poliol blanc, dice también: "Ésta es otra de las cuatro plantas que, desecadas y reducidas a polvo impalpable constituyen un excelente remedio profiláctico contra las mordeduras del perro rabioso".
Véase, además, "Polvos contra la rabia y plantas que los suministran", en los "Anales de Ciencias Naturales", tomo II, 1800.
Naturalmente, si damos la composición de los "Polvos contra la rabia", de los valencianos,  lo hacemos a título de simple curiosidad botánica. Estos polvos no pueden evitar el contagio de aquella terrible enfermedad, ni tampoco  sanarla una vez declarada. En tiempo de Cavanilles no se conocía la verdadera naturaleza de esta dolencia ni la manera eficaz de tratarla.

 


Información y reservas:
Tel. 626 24 56 41
650 15 52 52
93 319 19 12
ayodar@ayodar.com

Aviso legal